Calendario de Adviento Diy




El Calendario de Adviento es una forma divertida y emotiva de hacer una cuenta atrás hacia la Navidad.
Es una tradición que nosotros hacemos desde que nacieron los niños, y cada año participan y disfrutan del espíritu de esta época tan bonita.
Hay cantidad de ideas para tener un calendario, a mi me gusta mucho realizarlo con los peques pero si no os gustan las manualidades o no estáis a tiempo de elaborarlo podéis comprarlo hecho. Los hay de chocolatinas, de casitas para meterles sorpresas e ideas para compartir, de papel...Una gran variedad que a veces es de difícil elección con las cantidad de boniteces que se ven en las tiendas.


Nosotros este año, hemos recurrido a las actividades que hicimos al pasado año, lo único novedoso es que le hemos incluido bombones a algunos días en las bolsitas de packaging, pegatinas y pinzitas que son también distintas al año pasado. Todas las bolsitas las metemos en una caja de vino que pinté en color blanco y las colocaremos en su habitación de juegos para que cada día al llegar del cole la abran y sepan la actividad que nos tocará hacer. 
Si queréis conocer cuales son nuestras actividades antes de dar comienzo a la Navidad, podéis verlas aquí

Espero que os gusten nuestras propuestas y os sirvan de inspiración para crear vuestros calendarios de adviento para estas navidades.


                                         ¡FELIZ INICIO DE ADVIENTO!



Seguir Leyendo...

Esperando la llegada del Ratoncito Pérez






 La salud bucodental es uno de los aspectos que siempre me han preocupado, casi nunca me ha faltado en mi bolso un mini kit para el cuidado e higiene de los dientes. Practicamente desde que a Rodrigo y Alonso les salieran los primeros dientes comencé a cepillarselos suavemente y son ellos que a día de hoy me dicen de que hay que lavarse los dientes después de cada comida, y os puedo decir que en ese aspecto soy bastante rígida y no les dejo pasar una comida o merienda sin que se los laven. Habituar a los niños a que se laven los dientes con frecuencia y controlar las comidas para que no haya un exceso de azúcar y carbohidratos y den lugar a la aparición de caries, es algo que acaba trayendo de cabeza a los papis.
Muy importante también acudir al dentista cada seis meses para una revisión y en caso de algún problema se detecte a tiempo. En este aspecto mis peques están más que acostumbrados cada vez que visitamos al dentista, el hecho de hablarles sobre el tema con normalidad, no asustarles y recompensarles se sentirán mucho más tranquilos y sin miedo al dentista. La última vez que acudimos, hicimos el trabajo tan bien que el médico les premió con un diploma a cada uno y tan contentos salieron de la consulta.
En casa aún estamos a la espera de que llegue el Ratón Pérez, a Rodrigo aún no se le ha caído ningún diente y ganas no nos faltan. El primer diente de leche en los niños con Síndrome de Down puede aparecer entre el año o año y medio, aunque no hay regla. También pueden ser irregulares, es decir, pueden no cumplir el orden de aparición de los dientes de cualquier niño con lo cual la caída es más tardía.
Para familiarizarnos hemos empezado a leer cuentos sobre la historia del ratoncito que tanto nos gusta cuando somos niños, hasta crear una puertecita para cuando decida llegar a casa.

 Es muy sencilla de hacer, con tan sólo unos palitos de helado, pintura, un botón para simular el pomo de la puerta, un trocito de madera con el nombre del Sr Ratón Pérez, cordón y washi tape para la guirnalda que decore la puerta, pegamento para unir los palitos y en un momento tendrás la puerta más deseada por los pequeños de la casa.






Os animo a qué la hagáis con los peques, pasaréis una tarde muy divertida.
Ahora solo queda esperar y la magia se hará realidad :)




Seguir Leyendo...

De Infantil a Primaria




Sin darnos cuenta ya hemos regresado a la rutina y los peques se han incorporado al cole. Lejos quedan los días interminables de julio y agosto dónde hemos aprovechado cada momento. Ahora toca volver al cole
Para Rodrigo este curso va a ser de cambio, atrás dejamos la etapa infantil para subir un escalón más, supone un paso más en su proceso educativo. Es un paso difícil para muchos niños, que pasan del ambiente conocido, seguro y protector en infantil a un ambiente que en principio puede estar lleno de incertidumbres e inseguridades para ellos, por el cambio de tutor, la presencia de otros profesores de diferentes asignaturas, distintas metodologías de trabajo, requiere más concentración, más tiempo sentados, mayor tiempo de escucha activa, más actividades que desarrollar y de aprendizaje, más libros de texto...

No voy a negar, como madre que esté nerviosilla, puesto que es una mayor exigencia académica para Rodrigo, y no dudo que no vaya a conseguirlo puesto que es un niño que aprende bastante rápido y como él bien dice "me gusta trabajar", pero ya existen objetivos curriculares sistematizados que debe alcanzar. Este curso tenemos que trabajar muy mucho en casa junto a la clases de apoyo en la Asociación.
Para que exista una adecuada integración de Rodrigo o de cualquier niño con Síndrome de Down son fundamentales la actitud favorable del profesor, para que la integración escolar sea la correcta por derecho como cualquier otro alumno sin necesidades educativas especiales. Siendo imprescindible que los maestros tengan conocimiento sobre el Síndrome de Down actualizados para dar respuesta a las necesidades que pueda tener Rodrigo a nivel educativo y personal.

Tanto a Rodrigo como a Alonso, estos días previos al cole, les he ido transmitiendo entusiasmo ante el comienzo del curso, resaltando lo positivo y enriquecedor que es tener nuevo profe, nuevos libros,  de reencontrarse con los compañeros, de conocer nuevos amiguitos... Hemos acudido juntos a comprar los libros, las mochilas, el uniforme, el material escolar y ellos han escogido la mochila que más le ha gustado, los lápices de colores, las tijeras, los rotuladores.... Y sobre todo ilusión por la cantidad de actividades nuevas le esperan.

Os dejo unos tips para los primeros días de curso:

* Procurar despertarle con tiempo para que desayunen tranquilamente.

*Antes de salir de casa, revisar con el niño que lleva todo en su mochila, botella de agua,la merienda, cuaderno de lectura...

*Acompañarlos si es posible hasta la misma clase.

*Al salir del colegio preguntarle cómo le ha ido la mañana, por sus compañeros, los profesores, qué actividades realizó, a qué jugó... Hay niños a los que les cuesta responder, los míos, por respuesta son rápidos "bien", y luego a lo largo de la tarde de forma natural van contando sus cosillas. Otro método que utilizo es del camino a casa, contadle lo que yo he hecho en la mañana y esporádicamente ellos van contando lo que les apetece.

*Adoptar una actitud de confianza con el tutor para crear un vínculo afectivo para mantener una relación cordial.

*Crear rutina de trabajo en casa, con las tareas que manden y compatibilizarlas con otras actividades extraescolares que pueda tener el peque.


Nosotros no somos mucho de actividades extraescolares, porque ya Rodrigo tiene ese extra añadido, las clases de apoyo en la asociación son fundamentales para su crecimiento personal, el resto de días entre lo que yo trabajo con el en casa y la pisci junto a su hermano, dejamos tiempo para jugar, para ir al parque y disfrutar de las tardes en casa, más las aventuras que nos puedan surgir :)

Suelo ser de actitud positiva, confío en que a Rodrigo le irá muy bien, confío en sus capacidades, en sus sentimientos, en que esas emociones en determinados momentos de tristeza y sus ganas por ir cada día al cole no decaigan. Confío en que conseguirá aprender mucho más de lo que sabe y que no es poco, leer, escribir, sumar y restar y un montón de cositas más...

                                      ¡¡Esto es sólo el inicio!!



                                      ¡Feliz comienzo de cole!















Seguir Leyendo...

Actividades para el Verano



Se acabó el cole y se acabaron las obligaciones para los pequeños. Para los niños es un tiempo especial no sólo porque pueden ir a la piscina, a la playa, de vacaciones...etc sino porque es tiempo en familia.

Hay momentos en los que nos agobiamos y pensamos que tres meses por delante pueden sonar a demasiado y la relación padres e hijos se puede ver afectada y sin saber que hacer. 
Para los momentos en que los niños ni saben que hacer os propongo las siguientes actividades para este verano y que podáis compartirlas y disfrutarlas en familia. Seguramente les haremos los niños más felices del mundo.
Además le dedicaremos ese tiempo de calidad que tanto necesitan y los peques recordaran en el tiempo.

*Ir a la playa
*Hacer limonada
*Pompas de agua
*Hacer un picnic en el campo o la playa
*Tumbarse y observar las estrellas
*Jugar  a la rayuela
*Pintar piedras
*Pintar conchas
*Hacer batido de frutas
*Hacer helados o polos caseros
*Castillos de arena
*Dar de comer a los patos
*Descubrir parques nuevos para jugar
*¡Pelea de globos de agua!
*Visitar un museo
*Ver una peli en el cine de verano
*Comer brochetas de sandía y melón
*Visitar una biblioteca
*Disfrazarnos
*Pintar la cara
*Aprender a montar en bici
*Aprender a nadar
*Descansar
*Hacer una merienda especial
*Enseñarles técnicas de relajación como el yoga
*Cantar
*Bailar
*Andar descalzo
*Ir de excursión
*Leer mucho

Lo guay de todas estas actividades es poder repetirlas en diferentes contextos a lo largo del verano.
El juego y las actividades lúdicas suponen experiencias con un valor de aprendizaje y desarrollo incomparable además crearemos un buen clima y fortaleceremos vínculos que el resto del año es más complicado tener.
Animaros  y ya me contaréis :)

Nos despedimos del blog, vamos a dar paso a las ansiadas vacaciones y regresaremos con más historias un poquito más adelante. Podéis seguirnos por instagram , así que os deseo unas ¡ Felices Vacaciones! y ¡Feliz Verano!.

Seguir Leyendo...