Manualidades de Otoño



Desde bien pequeñita me gustaron las manualidades. Siempre tuve material (folios de colores, lápices bonitos, cuadernos para pintar,  tijeras, gomitas de borrar con formas...) muy bien guardadito en cajitas, como si de un tesoro se tratara. Desde que soy madre ese interés ha ido aumentando y mi amor a hacer cosas, reciclar, inventar se está reflejando en Rodrigo y Alonso.
Tengo un cuaderno dedicado a ello dónde voy anotando cada actividad qué veo, sobre todo a través de numerosas cuentas de instagram , que puedan ser útil y divertidas para hacer con ellos.
Cuando Rodrigo comenzó el cole con tres añitos, alguna que otra  manualidad hemos tenido que hacer en casa. Era tan pequeñito, que las manualidades las terminaba haciendo yo aunque siempre he intentado implicar a Rodrigo en que me ayudara con la elección del material, el pegar, el cortar. Y a día de hoy cada vez es más autónomo en la realización de sus trabajos y su participación junto a la de Alonso hace que sea ...¡un plan muy divertido!.
Con la llegada del otoño y para disfrutar de esta nueva época del año, existen muchas manualidades fáciles con las que entretenernos por las tardes.
La semana pasada, a la salida del cole, Rodrigo salía muy contento con un folio en la mano, enseguida me lo dio y ya sabía que teníamos que hacer alguna actividad, era una hoja muy bonita. Ni tan siquiera esperé llegar a casa para leer lo que teníamos que hacer.
Debíamos plasmar la hoja en una cartulina, busqué entre todo el material que tenemos en casa, y encontré cartulinas de color craft, apropiada para nuestro trabajo. Con mi ayuda y mucha precisión en un momento tuvimos nuestra hoja diseñada, a continuación venía lo mejor, había que llenarla de color.

Al principio le preparé pintura en bote pero pensé que la acuarela quedaría mejor para trabajar el puntillismo, para ello utilizamos palitos de los oídos, ligeros para tener una mayor precisión y ayudamos a trabajar la coordinación oculo manual así como la motricidad fina.
El puntillismo es una técnica donde podemos crear sombras, combinar colores, dar volumen y los resultados son realmente bonitos.



Para finalizar pegamos encima de la hoja, flores secas que tenía en casa, cortamos trocitos de cinta de doble cara y decoramos nuestra hoja.
Esta misma mañana al llegar a clase, la seño me ha mostrado el árbol que ha montado con cada una de las hojas que los peques han hecho y os puedo decir que está rebonito :)
¿Os animáis a crear hojas?
Seguir Leyendo...

TALLER DE PINTURA INCLUSIVO



Hace un par de sábados acudimos a un taller de los que nos gusta, un taller de pintura diferente a los que habíamos hecho, dónde la creatividad sería la primera premisa guiada por el artista Kim Soler y todas las personas tendrían cabida. La Asociación Arte, Diverso y Visible organizó durante dos fines de semana consecutivos estos magníficos talleres en el Museo de Caja Granada, cualquier persona con o sin (dis)capacidad pudo experimentar lo enriquecedora que es la diversidad a través del arte.
La pintura estimula la comunicación, la creatividad, la sensibilidad y aumenta la capacidad de concentración y expresión de los niños.
La pintura como cualquier otro tipo de actividad, es un aprendizaje que se puede enseñar a través del ejemplo. Está también indicada en los tratamientos terapéuticos de los niños. Se disminuye la ansiedad y se amenizan los miedos y las expectativas. A través de un pincel o de otra herramienta, los niños expresan sus inquietudes, sus emociones, se tranquilizan y serenan. Y al mismo tiempo desarrollan sus gustos y perfiles artísticos.
Es importante que animemos a los niños a pintar, les prestemos atención y contribuyamos a su proceso creativo.
Tal eran las ganas que les compré, a los peques, unos babies para que disfrutaran sin más de la pintura, sin "preocuparme" de que se mancharan. Lo importante eran que vivieran una mañana muy bonita llena de color. Y así fue, se dejaron llevar con sus manitas y mente, descubriendo a través de la pintura, un mundo lleno de colores y de formas. Con sus trazos e imaginación expresaron lo que querían plasmar "la playa". El sol sería lo último que definiría el cuadro, con la ayuda del artista Soler , la obra de Rodrigo y Alonso se convertió en " el atardecer de la playa ".
Pasamos una mañana super divertida, de aprendizaje, rodeados de buenas personas y lo que más me llenó fue la experiencia tan bonita que tuvieron Rodrigo y Alonso llena de emociones que seguro no habían tenido antes.




Si queréis ver el cuadro de mis peques así como el resto de obras que hicieron los participantes del taller, tenéis la oportunidad de hacerlo en la exposición del Museo Caja Granada que se llevará a cabo desde el día 5 de octubre hasta el día 5 de noviembre. Un buen plan para acudir con los peques a visitarlo durante el fin de semana, en el próximo puente del Pilar o hasta el fin de fecha. Además es una oportunidad para que los pequeños se familiaricen con los museos, y se comparta una experiencia que nutra la participación del núcleo familiar, enriqueciéndolo y aportando valores.
Quiero dar las gracias de corazón a Down Granada y la Fundación Caja Granada, además de Renta4Banco, La Caixa, Restaurantes Carmela, Industrias Kolmer, ALSA, y por supuesto a Kim Soler por hacer posible este tipo de actividades tan necesarias para normalizar a las personas con necesidades especiales.


** Todas las fotografías son cedidas desde la Asociación Arte, Diverso y Visible.





Seguir Leyendo...

Tercer Año de Educación Infantil



Parece mentira que Rodrigo acabe de comenzar tercer año de infantil. Recuerdo su primer día de cole para mayores, cómo fue para mí, porque para el fue como si nada, su paso desde la guarde apenas lo notó y ni tan siquiera hubo periodo de adaptación. En cambio yo tenia ese cosquilleo e incertidumbre de como le iría y lo recibirían los profesores porque para sus compañeros, Rodrigo era otro niño más. Fue un curso muy bonito, de muchas experiencias, de llantos y alegrías y de mucho aprendizaje a igual que el pasado curso .
A este recién estrenado curso, le tengo especialmente respeto, por todo el trabajo y esfuerzo que va a suponer para Rodrigo para posteriormente comenzar primaria. Tenemos muchos objetivos que cumplir y no solo a nivel académico sino a nivel madurativo. Dicen que primaria cambia mucho, desde que se entra a clase hasta que acaba.
En los primeros años de la educación de los niños hemos de tener en cuenta que cada uno de ellos es diferente, tanto en personalidad, como en habilidades y capacidades, por lo que su desarrollo evolutivo puede variar en función de muchos factores. En los niños con síndrome de Down hay un retraso en la adquisición de los diferentes hitos evolutivos con respecto a su edad cronológica, así como ciertas características que van a condicionar su desarrollo, y a determinar su estilo de aprendizaje.
A partir de los cuatro y cinco años los niños con síndrome de Down empiezan a darse cuenta de algunas diferencias que les llaman la atención: “¡No le entiendo!”, “¿Está malito?”, “¿Es más pequeño que nosotros?” o “¡Tiene un año más y sabe menos!”. Es muy importante responder a todas esas dudas con normalidad y realismo. “Le cuesta un poco más hablar pero debemos dejar que lo intente”, “No está malito. Solamente le cuesta un poco más hacer algunas cosas. Pero mira todo lo que sí sabe hacer!”. Es importante no centrarse en las dificultades y limitaciones de los niños con síndrome de Down, sino resaltar y valorar sus capacidades y virtudes.
 El profesor es el modelo a seguir por los alumnos en su relación con el alumno con síndrome de Down. Si su actitud es sobreprotectora, así se comportarán los niños. Si se dirige a él de forma más infantil o le ayuda en exceso en diversas tareas, lo imitarán

La comunicación entre la escuela y la familia es imprescindible. Sin ella es muy difícil que se inicie y mantenga de forma consistente la supervisión conjunta del trabajo, de acuerdo a las expectativas tanto de la familia como del centro educativo.
El equipo de profesionales que conforman la atención temprana de la asociación nos aconsejan que con cinco años, se repita infantil, no porque no consigan los objetivos educativos, de sobra lo logran, sino para que estén maduros y preparados al paso a primaria. En educación infantil se trabajan aspectos de autonomía personal, de relación con el entorno y de relación con los demás, con lo cual se sientan las bases para su posterior trabajo en primaria. Además en primaria se plantean ya objetivos curriculares más sistematizados y con un mayor nivel de exigencia y con una distribución de clase más rígida y estable.

Como mamá de Rodrigo, y suelo ser bastante objetiva, es un niño que todo lo que se propone lo consigue, desde bien pequeñito ha sido muy autónomo (a la hora de comer, del baño, de dormir, ..) su aprendizaje es puro juego ,tanto en casa, como en el cole y en la asociación , os puedo decir que trabaja muy bien, es constante, observador y aprende los conceptos rápidamente. Sé que será un curso duro para afianzar y aprender nuevos conceptos no solo académicos sino a nivel de maduración porque no deja de ser un niño.
En los primeros días de inicio del cole me agobie, pensando en lo que pasará si repetirá o no, sé que me adelanto y tenemos todo un curso para decidir lo mejor para él, mientras tanto trabajaremos día a día sin pensar en lo que pasará. Confío en su seño, tengo que agradecerle mucho, en los profesionales de la asociación y por supuesto en las grandes capacidades que tiene Rodrigo.

                                    ¡Tiempo al tiempo!


Besos,

Loreto



Seguir Leyendo...

Júzcar, el Pueblo de los Pitufos



Júzcar o lo más conocido como Pueblo Pitufo se encuentra enclavado en la serranía de Ronda. Teníamos muchas ganas de conocerlo, aprovechando que estábamos en la costa de vacaciones decidimos ir. El único inconveniente, es su acceso, una carretera de curvas y estrecha, pero lo bueno es el paisaje tan bonito que te encuentras a ambos lados.
Pusimos rumbo temprano, tras desayunar, el trayecto fue mejor de lo que pensaba. No obstante, el papá fue previsor y preparó varias bolsas de plástico por si en un momento dado las necesitaban Rodrigo y Alonso. Pero el buen conducir y la parada que hicimos en zona verde para respirar aire puro, fue suficiente para llegar al pueblo estupendamente.
En junio de 2011 este municipio de la provincia de Málaga se tiñó de azul para recibir el estreno mundial de la película Los Pitufos (dirigida por Raja Gosnell). Desde entonces y hasta hoy sus casas y sus calles tienen un color añil que nos traslada a un mundo de fantasía tanto para los pequeños como los mayores.
Antes de visitar el pueblo, estuve buscando en internet información sobre los lugares recomendables para visitar, comer y encontré que el pueblo igual dejaba de ser pitufo por evitar discrepancias económicas con los herederos de los personajes azules, pero tuvimos la gran suerte de que Papá Pitufo, Pitufo Miedoso, Pitufina...estaban allí presentes. A día de hoy no se como se encontrará la situación pero sería triste que un pueblo con un nombre, y tan conocido turísticamente prescindiera de una de sus fuentes económicas.

Nada más llegar, nos fuimos a la caseta de información turística. No podía ser de otra manera, ubicada en una seta de los pitufos en donde un señor muy amable nos entrego un mapa, nos explicó perfectamente los lugares para visitar y nos aconsejó que compráramos la hogaza de pan con masa madre que hacen tan rica y perdurable en el tiempo durante cuatro o cinco días y así fue, ¡estaba buenísima!






Pasamos un gran día, donde Rodrigo y Alonso hicieron diversos talleres, comimos típicas tapas pitufas en el bar Torricheli y tomamos un rico refresco de cereza en la bodega del Bandolero. Y lo mejor pudimos disfrutar de cada uno de sus rincones y contemplar cada una de sus paderes pintadas y peculiares calles.
Una experiencia muy bonita. ¡Sientete como un auténtico pitufo!
Seguir Leyendo...