Un día en el Parque Tico Medina

Justo hoy acaba el verano y damos comienzo a una de mi estaciones preferidas. Ya os comentaba que este mes de septiembre está lleno de propósitos y uno de ellos es precisamente el conocer Granada a fondo los fines de semana, andar por sus calles, monumentos que hay muchos pendientes por visitar, de su naturaleza y de su interior. Los sábados los dejaremos para disfrutar de la ciudad, del tapeo, llevar a Rodrigo al cine (sería su primera vez ), de llegar a casa por la noche y arroparnos en el sofá y mesa camilla mientras charlamos con la música de fondo o simplemente para estar en casa y jugar con los bombones. Los domingos, mientras el tiempo nos acompañe, será para esas excursiones, de conexión con la naturaleza, de ponernos ropa cómoda, zapatillas y preparar un aperitiva comida a modo de picnic.
Ya tenía tantas ganas que hará unas semanas me precipité y le dije al buen padre, apetece, pero en realidad aún hacía calor. La cuestión que preparé un brunch compuesto de fruta variada, sandwiches vegetales y muuucha agua y nos dispusimos a pasar un día en el Parque Tico Medina.
Nuestro objetivo principal era pasear, que los peques disfrutaran de la naturaleza y se divirtieran en los columpios.








¡¡Y así fue!!, lo pasamos muy bien desconectados de las redes y disfrutando cada instante.

Besos,

2 comentarios:

  1. Es precioso!! para ir cada tarde!! :D

    Por cierto, tengo un sorteo activo por si te interesa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡A qué si!!,¿Eres de Granada?.
      Lo miro!!..gracias

      Eliminar