Páginas

Deliciosas Meriendas



Para las que me seguís por Instagram, sabéis que cuando R y A se despiertan de la siesta, suelo tenerles preparada la merienda. No tengo excusa para hacerles algo bonito en cada momento. Cuando me planteo el menú diario, podemos cometer el error de pensar únicamente en el desayuno, la comida y la cena, olvidando la merienda. Sin embargo la merienda es tan importante como cualquier otra comida y debe ser igual de equilibrada. Recuerdo que mi madre me daba de merendar un Colacao, un bocadillo o una torta del día, nada de bollería industrial, nunca le ha gustado y de vez en cuando me lo recuerda.
Pues con esas mismas palabras intento hacerle caso y mis peques a diario meriendan fruta, bien troceada o batida y se la acompaño con dulce casero, normalmente galletas, bizcocho o palmeritas. Si es cierto que en casa tenemos galletas, tipo María y Campurrianas, pero se las ofrezco de manera ocasional, intento comprar de marca porque me dan más confianza, pensando que son de toda la vida y eso me da tranquilidad, aunque las marcas nos aseguran en su publicidad que sus galletas son las mejores, nutritivas y necesarias para su crecimiento, en realidad, si consultamos las etiquetas de la mayoría, comprobaremos que contienen una considerable cantidad de grasas saturadas y azúcares añadidos, nada saludables para los peques y mayores. Por eso debemos fijarnos bien en las etiquetas y atender a los ingredientes que os he comentado así que cuanto menos contengan más saludables son.
Confiamos en Nestlé desde que nacieron mis peques, con las galletitas para introducirlas dentro de la leche o el Colacao o las Nestlé Junior ideales en tamaño mini  y muy cómodas para llevar en el bolso.
 Las galletas están hechas con cereales adaptadas a su edad y ricas en otros complementos nutricionales como son el Hierro, Calcio y Vitaminas. Se pueden disolver en el biberón o bien que el bebé vaya comiéndose la galleta directamente para favorecer el aprendizaje de la masticación. Con respecto a las galletas Junior, ya que Alonso tiene el añito puede comerlas ya que su estómago sigue siendo más pequeño que el de un adulto pero sus necesidades por Kg de peso son superiores.

 Prometo que una servidora las ha probado y están riquísimas, súper crujientes y un sabor que os encantará.

Besos y ¡Feliz fin de semana!

*Post en Colaboración con Nestlé 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada